EMPTY SPACES

Las cuatro otra vez. Las cuatro.
Afuera pasan los fantasmas marchando
y los perros maúllan y los gatos andan ladrando,
y yo veo sombras con luces apagadas en mi cuarto,
y me fuma el humo del cigarro.

Algo en mi sangre está sonando,
moviéndome desde los brazos,
el sueño y el desencanto.
Pienso en mi padre muriendo a ratos,
en mi madre con su delantal manchado,
y en el cielo de Octubre nublado.
Pienso en cosas que me tienen harto:
La certeza y la soledad de mis brazos.
Y podría pensar en ti en pedazos,
para que me caigas en los ojos apagados
como un temprano bálsamo.

Las cuatro y nadie. Temblando.
Se viene la mañana gritando
y los olores a mujeres fornicando.
Malditas sean, las cuatro.
Yo no puedo dormir: Estoy soñando.
Vi amantes compartiendo sus manos,
borrachos de cada sábado,
niños sin infancia, asustados,
perdiendo la cara en…

Ver la entrada original 12 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s